• Quién soy

    Quién soy

    6 de Diciembre de 2015 a las 09:33

    Me llamo Berta y soy psicóloga clínica y sexóloga. Me licencié en Psicología en la UJI en 1995 y posteriormente me formé en Sexología, en Psicoterapia, en Psicología Jurídica y en Mediación Familiar. Estoy colegiada en el Colegio Oficial de Psicólogos de la Comunitat Valenciana con el nº CV-6008. Asimismo, cuento con la habilitación como Psicóloga General Sanitaria.

    Desde 1998 tengo consulta privada donde realizo terapia individual con adolescentes y adultos, terapia de pareja y terapia de familia. A lo largo de estos años he enseñado a muchas personas las habilidades y estrategias que necesitaban para superar las dificultades por las que estaban pasando y mejorar su calidad de vida y su bienestar emocional.

    Trabajo bajo un enfoque cognitivo-conductual, complementado con aspectos de otros modelos psicoterapéuticos para adaptar mejor la terapia a cada paciente y realizar tratamientos psicológicos a su medida.

    Recientemente he incorporado a mi práctica clínica el uso de la Realidad Virtual como complemento al tratamiento de un amplio grupo de fobias específicas​, así como técnicas de relajación y mindfulness.


    Cómo trabajo

    • Establezco con mis pacientes una relación de apoyo incondicional, ausente de juicio.
    • Creo un clima de confianza, aceptación y confidencialidad donde mis pacientes se sienten cómodos para conseguir buenos resultados.
    • Adapto el tratamiento psicológico a las necesidades de cada paciente y para ello utilizo las técnicas que en cada momento considero más efectivas.
    • Mi principal objetivo es que mis pacientes mejoren su calidad de vida y su bienestar emocional.



    Voy a enseñarte

    • A conseguir un mejor conocimiento de ti mismo/a, comprendiendo cómo tus emociones, conductas y pensamientos se relacionan entre sí y dan forma a tu malestar.
    • A saber cómo afrontar tus problemas, y cómo aprender estrategias adecuadas para controlar tus emociones negativas.
    • A mejorar tu capacidad para tomar decisiones y a adquirir una sana autoestima que te permitirá relacionarte mejor.



    Vamos a hacer frente a la situación por la que estés pasando, aunque ahora creas que no puedes conseguirlo, lo haremos. Una vez la controles y manejes, te será más fácil evitar que se repita en un futuro.







  • La decisión de ir a terapia

    La decisión de ir a terapia

    2 de Febrero de 2016 a las 13:25


    Para algunas personas ir por primera vez a un psicólogo no es una decisión fácil. Es probable que aparezcan dudas como: “¿Seguro que lo necesito?”, “¿Podrá ayudarme con mi problema?”, “¿Qué pensarán los demás si se enteran de que voy al psicólogo?”, “¿Tendrá solución mi problema?”... Las preguntas pueden ser interminables.


    Es difícil dar una respuesta a todas estas preguntas, pero si te sirve de ayuda debes saber que:


    1º) No todas las personas que van al psicólogo tienen un trastorno psicológico. En mi trabajo atiendo muchas consultas que están relacionadas con una mejora en la calidad de vida. Problemas que no llegan a ser incapacitantes, pero que la persona que los presenta quiere superarlos (timidez, indecisión, sentimientos de inferioridad, etc.).


    2º) Cuando una persona está atravesando una crisis emocional, tiende a pensar que sus problemas no tienen solución. Los psicólogos clínicos tenemos la formación adecuada para ayudarte a resolver el motivo de tu malestar, poniendo a tu disposición nuestros conocimientos y adaptándolos a tus características personales.


    3º) La cultura psicológica de nuestro país está cambiando. Muchas personas van al psicólogo. Ya no está mal visto el ir a terapia.


    4º) Es normal sentirse intranquilo/a la primera vez que vas a un psicólogo. En la primera sesión te escucho, realizo una evaluación general y te explico cómo puedo ayudarte.


    A lo largo de mi experiencia como psicóloga clínica he sido testigo del alivio que siente el paciente la primera vez que viene a la consulta. Muchas veces la persona acude por primera vez a terapia porque no sabe a quién contar sus problemas, o si lo ha hecho no se ha sentido comprendido o nadie le ha podido dar una explicación de lo que le ocurre y de cómo poder resolverlo. La persona que acude al psicólogo encuentra a alguien cercano que le escucha, que entiende lo que le pasa y que le ayuda a superar sus problemas.


    Si quieres más información llámame y resolveré tus dudas.


  • Educación Sexual, ¡Hablemos!

    Educación Sexual, ¡Hablemos!

    15 de Diciembre de 2015 a las 11:58


    No se trata de aprender cómo comenzar a hacer Educación Sexual sino de continuar lo que hemos iniciado, y hacerlo de la mejor manera posible.


    Como progenitores o como responsables de un niño, nos puede ocurrir que no nos planteemos abordar las cuestiones relacionadas con la sexualidad hasta que descubrimos que tienen comportamientos eróticos o hasta que nos sorprenden con preguntas que no sabemos cómo responder.


    En otros casos los niños no preguntan, por lo que tenemos que tener iniciativa y adelantarnos en algunos de estos temas.


    ¿Cuál es el objetivo de la educación sexual?

    El objetivo es que nuestros hijos sean felices, autónomos y libres, que sepan decidir, diciendo “sí” o “no”, con la responsabilidad adecuada a su edad. Que se quieran, que se acepten, que aprendan a respetarse y a cuidarse, y que encuentren su camino.


    ¿Y cómo les hablamos?

    En primer lugar, es fundamental establecer un clima de confianza.


    Las preguntas, deben responderse de forma clara, sencilla y sin rodeos. Existen libros que, adaptados a las diferentes edades, nos pueden ayudar a abordar este tema.


    Las respuestas, además de aportar información, proporcionan a los niños la seguridad de que pueden seguir preguntando y que les vamos a seguir respondiendo.


    Nuestro papel no es solo transmitirles información sino algo más difícil y más importante: mantener abierta la puerta del diálogo, escuchando sus opiniones sin acosar con interrogatorios. No hay que dictaminar sobre su sexualidad sino ayudarles a decidir por sí mismos.


    Por mi formación y experiencia te puedo ayudar a resolver aquellas dudas que te puedan surgir con respecto a la educación sexual de tus hijos así como a otros aspectos referentes de su educación en general.


    Si quieres más información llámame y resolveré tus dudas.


  • ¿Necesitamos terapia de pareja?

    ¿Necesitamos terapia de pareja?

    18 de Abril de 2016 a las 13:54

    Las estadísticas dicen que las personas que conviven en pareja viven más y con mayor calidad de vida,... si no hay conflictos.


    Una relación conflictiva afecta prácticamente todas las áreas en las cuales nos desenvolvemos, sin olvidar la autoestima, la confianza en uno mismo y el estado de ánimo. Por ello, la crisis de pareja es una de las razones fundamentales por la cual se acude a la consulta de psicología en busca de ayuda profesional.


    Los motivos que llevan a uno o a los dos miembros de la pareja a solicitar una terapia pueden ser múltiples: algunos quieren mejorar la comunicación, otros desean superar problemas sexuales, dificultades en la educación de sus hijos, cambios de intereses que surgen con el paso del tiempo, celos, infidelidades, falta de respeto…


    La terapia de pareja consiste en un proceso terapéutico en el cual un psicólogo ayuda a las parejas a resolver los problemas en su relación. Mediante la terapia se tomarán las medidas adecuadas para la reconstrucción de la relación o la finalización de ésta.


    Es recomendable acudir a terapia cuando uno o ambos miembros de la pareja sientan malestar o insatisfacción, quieran resolverlo y tengan el mismo o los mismos objetivos.


    Asimismo, es mucho más eficaz si se comienza nada más observar el malestar en la relación que si se deja pasar el tiempo hasta desgastarla completamente.


    Se trata de que la pareja se comunique y resuelva lo que quiera resolver, bien sea para recuperar la relación si ambos así lo desean, o bien para romperla. En este caso, la terapia ayudará a que la ruptura sea lo menos conflictiva y dolorosa posible.


    Si estáis pasando una etapa difícil a nivel de pareja y crees que iniciar una terapia podría ayudaros, ponte en contacto conmigo. Cuento con una gran experiencia en acompañar a parejas en momentos complicados en sus relaciones.


    Si quieres más información llámame y resolveré tus dudas.


  • Asertividad = Me respeto + Te respeto

    Asertividad = Me respeto + Te respeto

    3 de Mayo de 2016 a las 22:34

    Imagina cómo sería el mundo si cada persona fuera capaz de respetarse a sí misma sin dejar de respetar a los demás.


    El ser asertivo es una actitud ante la vida. Implica defender tus derechos individuales, expresando tus sentimientos y opiniones de forma directa, honesta y apropiada a cada situación, pero por supuesto, sin dañar los derechos de las otras personas.


    La persona asertiva dice:

    • Yo soy así.
    • Esto es lo que yo pienso, creo, opino...
    • Estos son mis sentimientos sobre este tema.
    • Estos son mis derechos.


    Si todos fuésemos asertivos las relaciones serían mucho más sencillas puesto que cada uno de nosotros sabríamos que los otros están expresando realmente lo que quieren.


    Actuar de forma asertiva hace que suba nuestra autoestima porque creemos más en nosotros mismos y no nos dejamos influenciar por nuestro alrededor.


    Ser asertivos significa encontrar el punto de equilibrio entre defender nuestras ideas con agresividad o no defenderlas en absoluto por miedo a la reacción del otro. Todos tenemos en mayor o menor proporción algo de pasivos, asertivos y agresivos, pero lo que nos interesa es aumentar nuestro nivel de asertividad en detrimento de los otros tipos.


    Los comportamientos asertivos no suelen salirnos de forma natural sino que tenemos que trabajarlos. Existen técnicas y reglas que aprendidas y aplicadas nos permiten ejercer la asertividad de forma eficiente. Por mi formación y experiencia te puedo ayudar a entrenar tu asertividad con el fin de mejorar tus relaciones y aumentar tu autoestima.


    Si quieres más información llámame y resolveré tus dudas.




  • Convivir con la ansiedad

    Convivir con la ansiedad

    22 de Agosto de 2016 a las 16:52

    Una de las principales consecuencias de sufrir un trastorno de ansiedad es la difícil convivencia que genera. Los nervios, la preocupación constante, el miedo, el pesimismo y la irritabilidad no son los mejores compañeros de piso, así que vivir con una persona que padece ansiedad puede convertirse en un problema añadido al trastorno emocional.

    Muchas veces, los trastornos de ansiedad pueden extenderse hacia las personas más cercanas, que en muchos casos, se sienten impotentes e incapaces de ayudar. Por otro lado, la pareja de la persona que sufre problemas de ansiedad a menudo tiene que hacerse cargo de muchas de las responsabilidades domésticas, económicas, entre otras, lo cual puede ser agotador. Todo esto representa un gran reto.

    Es importante tener en cuenta que con el tratamiento psicológico adecuado, las personas con trastornos de ansiedad pueden superarlos por completo. Además, la psicoterapia ayuda a solucionar muchos problemas que la persona puede tener con su pareja y con sus seres queridos en general.

    Aunque la responsabilidad sobre su propia recuperación recae sobre el paciente, las personas cercanas pueden jugar un papel activo en el tratamiento psicológico de la ansiedad. Por ejemplo, la pareja puede ayudar al paciente a poner en práctica los ejercicios y tareas recomendados por el psicólogo. La recuperación requiere trabajo duro por parte de la persona con un trastorno de ansiedad, así como mucha paciencia y comprensión de su familia, pero vale la pena.

    Por mi experiencia y formación soy especialista en el tratamiento de la ansiedad, a la vez que ofrezco asesoramiento a las familias sobre la manera más adecuada de afrontar esta difícil situación.

    Si quieres más información llámame y resolveré tus dudas.